La gran elevación del Monte Solaro regala desde la cumbre (589 m) una vista espectacular sobre la isla, sobre los golfos de Nápoles y Salerno y hacia Ischia. La cima se alcanza en telesilla desde la plaza Vittori o caminando desde via Capodimonte-via Monte Solaro y sucesivo sendero. Mas sencilla la bajada de una hora aproximadamente, obligado en todo caso la desviación al ermitaño de Cetrella enganchado a un balcón mirador natural de roca. Se remonta al s. XIV fundado por los cartujanos y poético en el aislamiento y en el armonioso juego de bóvedas. Parece que su nombre se deba a la perfumada “erba cetra” (melisa): todo el Solaro encierra las rarezas botánicas más preciadas. Antes del ermitaño, la casa del escritor C. Mackenzie la restauraron los “Amici di Cetrella” y la transformaron en un centro de estudios de la flora y la fauna locales abierto a los visitantes (tel. 081.8371157) con biblioteca y jardín (pequeña colección de especies típicas).

Cómo llegar
Desde la plaza Vittoria, con el telesilla que bordea la vertente oeste del monte entre viñedos, huertos y, a continuación, en el boscaje y entre grupos de pinos (12 min.).