Construido a la orilla del mar y denominado todavía "Palatium", fue la residencia preferida de Octavio Augusto. Quedem pocos restos, tras las continuas expoliaciones sufridas, sobre todo en el s. XVIII.
Se extendía a lo largo de la cost, por unos 850 m.
Entre otras cosas, todavía son visibles los restos de una esedra y de un pequeño dique portuario, llamados hoy día "Baños de Tiberio".

Cómo llegar
En los meses estivales, se llega desde la playa de Marina Grande mediante un servicio de motoras (10 min.).
Desde Marina Grande, por la calle homónima, que inicia en las cercanías de la iglesia de S. Costanzo (30 min.).