La iglesia, con el convento anexo de las Teresianas, ocupa el lugar de una pequeña iglesia preesistente. Fue construida entre 1661 y 1685, según el proyecto de Dionisio Lazzari - de la escuela de Fanzago -, por petición de la Madre Serafina, que dirigió el monasterio y personificó el fervor religioso de todo el s. XVII de Capri.

Cómo llegar
Desde la plaza Umberto I, por la calle Madre Serafina (5 min.).